21.9.10

11 años



Uno de mis sueños era tener una casa y que en ella hubiera un gato negro esperándome, recordándome siempre la belleza que puede encontrarse en la oscuridad.
Gollum es un sueño que tomó cuerpo y me busca y me empuja y hasta me rasguña para que siga soñando.
Gollum es el silencio en movimiento de sus pasos de terciopelo.
Gollum es una miradita de costado, ofuscada, porque le acaricié las orejas sabiendo que no le gusta.
Gollum combate nuestro acelere cotidiano: reclama mimos a la medianoche si no lo acariciamos lo suficiente durante el día.
Feliz cumpleaños, querido gatomonstruo. Deseo que cumplas muchos más.

4 comentarios:

A.S dijo...

Los gatos nos poseen.
(pero siempre decimos "Yo tengo un gato")

Anónimo dijo...

Hola Paula, no hay casualidades. Entré a tu blog porque ahora leo tu libro: El mar y la Serpiente (me parece increible como recreás esa voz infantil). Coordino una biblioteca rural en Antioquia-Colombia (entrá a Laboratorio del Espíritu por google y el primer link), soy promotor de lectura, he trabajado con niños por años (hay dos o tres libros escritos por ellos), y tengo una gata de seis años y medio igual a tu Gollum: http://www.flickr.com/search/?q=gata&w=8751727%40N04. Se llama Agata.

Un saludo, mi correo es javierorange@yahoo.com

Javier Naranjo

Voluble dijo...

tuve un gato FRODO igual igual ...pero vivió menos menos

CARLOS ANTON dijo...

A MI TAMBIÈN ME FASCINAN LOS GATOS NEGROS....TENGO UNA GATA POR OTRA PARTE QUE DUERME TODAS LAS NOCHES EN MI CAMA...TE DIRÈ QUE NACIÒ EN ELLA A LAS 4 DE LA MAÑANA CON 4 HERMANITOS MÀS QUE YA LOS REGALÈ...HERMOSO LO QUE ESCRIBÌA PAOLA !!! UN BESO...